Cinco intendentes de zona oeste acordaron un pedido conjunto de reapertura de actividades

El documento elevado a la gobernación aseguró que los jefes comunales «son conscientes de que la economía puede recuperarse pero una muerte no y mantener ese equilibrio es el desafío más complejo de este proceso».

Los intendentes de Hurlingham, San Martín, Ituzaingó, San Miguel y Tres de Febrero acordaron hoy presentar al gobierno bonaerense un pedido conjunto para la reapertura de comercios de cercanía y la vuelta a la actividad para el sector de la construcción, el rubro mudanzas y profesiones colegiadas.

En la «Propuesta conjunta de los municipios de la región oeste del Gran Buenos Aires para la flexibilización limitada de la cuarentena», los cinco distritos -con intendentes oficialistas y opositores- consensuaron «parámetros conjuntos» que permitan «un mayor dinamismo de la economía sin descuidar la salud de la gente».

La iniciativa contempla la reapertura gradual de comercios barriales, habilitación de mudanzas dentro de los límites de cada distrito con días y horarios específicos, flexibilización de profesiones colegiadas y autorización de obras privadas, salvo cuando sea en viviendas habitadas.

Los cinco intendentes también anunciaron en un comunicado conjunto que mantendrán la prohibición de salidas recreativas.

El documento consiste en un pedido de reapertura gradual de los comercios barriales y otras actividades para empezar a reactivar la economía, priorizando la salud y respetando el protocolo de la provincia”

«Nos reunimos para adoptar los mismos criterios: los límites entre distritos a veces suelen ser difusos», dijo a Télam el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, quien destacó que trabaja con sus pares «en conjunto desde hace un tiempo, al igual que los responsables de la región norte».

Asimismo, el jefe comunal de San Martín, Fernando Moreira, indicó a esta agencia que «la pandemia no tiene fronteras y la mejor manera de combatirla es trabajando en equipo, en este caso, de manera coordinada con los municipios vecinos».

«El documento consiste en un pedido de reapertura gradual de los comercios barriales y otras actividades para empezar a reactivar la economía, priorizando la salud y respetando el protocolo de la provincia», agregó.

La flexibilización «requiere especial atención y coordinación entre los municipios de la región», coincidieron los cinco intendentes.

Los jefes comunales también buscan «fomentar la entrega a domicilio, compra pactada, ‘take away’ y online incorporando comercios gastronómicos dentro de esta modalidad».

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like