Presentarán proyecto de ley para la construcción de viviendas y generación de trabajo

La presentación será el viernes a las 14, vía streaming, desde la Escuela Amarilla, ubicada en La Matanza.

El diputado oficialista Juan Carlos Alderete presentará el proyecto de ley «Tierra, Techo y Trabajo» (TTT), que contempla la creación de un Fondo Nacional para ese objetivo, la construcción de viviendas y la generación de empleos, que cuenta con el respaldo político de un amplio espectro de los movimientos sociales.

«Es un aporte hacia una política de Estado para empezar a resolver la problemática habitacional, que es un problema político y social que afecta a los desocupados, a los trabajadores y a las capas medias a las que cada vez se les dificulta más poder mantener al alquiler de una vivienda y deben volver a la casa de sus padres», marcó Alderete, diputado del Frente de Todos (FdT) y secretario general de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

"La crisis habitacional es muy grande, emergió estos días con toda crudeza. Según la Encuesta Permanente de Hogares de fines de 2019, más de 1,4 millón de personas vive en condiciones de hacinamiento en aglomerados urbanos", argumentó Alderete.

Sostuvo que «las personas se ven empujadas a tomar tierras para mejorar su situación. No es un tema nuevo, ha sido la historia en los últimos 35 años de la mayoría de los barrios populares, e incluso ha sido mi propia historia".

«Para este grave problema necesitamos del Estado una política integral y activa de construcción de viviendas populares, de loteos sociales con servicios e integración urbana que a la vez ayude a reactivar la economía y generar trabajo y dé protagonismo a miles de pymes y cooperativas sociales de trabajo», dijo.

Detalló que el proyecto propone «la creación del Fondo Nacional Para el Acceso a la Tierra, el Techo y el Trabajo; construir 375.000 soluciones habitacionales para la etapa anual inicial y la generación de 1,5 millón de puestos directos e indirectos».

«Incluye un plan de soluciones habitacionales e infraestructura social en las 4.416 villas y asentamientos contemplados en el Registro Nacional de Barrios Populares» (Renabap), amplió.

"El proyecto promueve un reordenamiento de tierras fiscales y ociosas para que las familias puedan instalarse y producir alimentos. Una vuelta al campo para favorecer a los campesinos sin tierra, a los pueblos originarios y a los jóvenes", subrayó.

Indicó que para que sea posible «es importante avanzar en el aporte extraordinario de las grandes fortunas, ya que una parte de ese aporte iría al Renabap».

El subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, Daniel Menéndez, dijo que «la pandemia dejó marcada la enorme desigualdad en nuestro país, corrió el velo para ver con mayor nitidez las enormes deudas para con los sectores populares y quizás uno de los más claros aspectos tiene que ver con urbanizar los 4,400 barrios más pobres».

«La toma de terrenos, da cuenta de una necesidad imperiosa en la pospandemia de avanzar en cambios estructurales», opinó.

Menéndez dijo que el proyecto de Alderete «marca un norte de trabajo rumbo a la justicia social e instala un debate» sobre «distintas políticas públicas».

Gildo Onorato, del Movimiento Evita y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), sostuvo que el proyecto «es una propuesta muy importante, clara y concreta de las necesidades de los sectores más humildes de nuestro pueblo».

«El trabajo es la mejor herramienta política que saca del retraso y del descarte social a las trabajadoras y trabajadores que el neoliberalismo dejó afuera», afirmó.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like