La oposición ganaba 7 de las 8 secciones electorales en la puja por la Legislatura bonaerense

La alianza Juntos se imponía anoche en 7 de las 8 secciones electorales en que se divide políticamente la provincia de Buenos Aires, en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), con vistas a renovar en las elecciones de noviembre 69 bancas en la Legislatura bonaerense.

La provincia se divide en ocho secciones electorales: cuatro de ellas renuevan senadores provinciales (primera, cuarta, quinta y séptima) y en las restante cuatro se eligen diputados provinciales (segunda, tercera, sexta y octava).

Así, en la primera sección, que comprende 23 distritos del norte y oeste del Conurbano bonaerense, Juntos alcanzaba el 40,05% y 35,51% el FdT, escrutado 69,35% de los votos.

En la segunda sección electoral, integrada por los 15 distritos del norte de la provincia, la oposición se imponía con el 52,04% frente al 30,43% del peronismo, con el 79,95% escrutado.

En tanto, en la tercera sección electoral, compuesta por 19 distritos de la zona sur del conurbano bonaerense, el justicialismo ganaba con el 42,56% ante el 32,72% de la oposición, con el 72,17% escrutado.

En la cuarta sección electoral, compuesta por 19 distritos del noroeste provincial, JxC llegaba al 49,96% y el Frente de Todos 33,13%, con el 89,17% escrutado.

A la vez, en la quinta sección, compuesta por 23 distritos del este bonaerense, Juntos triunfaba esta noche con el 50,42% mientras que el oficialismo cosechaba un 29,30%, con el 76,31% escrutado.

En la sexta, compuesta por los 22 distritos del sur provincial, Juntos trepaba al 52,45% y el peronismo alcanzaba un 27,82%, con el 81,16% escrutado.

En la séptima sección electoral, que comprende a ocho distritos del centro bonaerense, la coalición opositora trepaba esta noche al 51,21% y el peronismo al 30,41%, con el 90,05% escrutado.

Por último, en la Octava (La Plata), se imponía Juntos con el 45,66% frente al 32,31% del oficialismo, con el 60,17% escrutado.

De repetirse estos guarismos en las elecciones generales de noviembre, que son las que definen las bancas que ocupará cada una de las fuerzas políticas, se dificultaría el objetivo que se propone el gobernador Axel Kicillof de lograr la mayoría en ambas cámaras de la Legislatura.

En el gobierno consideran que con mayor cantidad de bancas, se podrán sancionar las leyes que contribuyan a sus objetivos de gestión y garantizar la gobernabilidad en los dos últimos años de mandato.

Entre las cuestiones que deberán resolverse en el Senado, donde hoy la oposición ya tiene mayoría y quórum propio, se encuentran la designación de tres jueces de la Suprema Corte de Justicia y de otros organismos, como el Banco Provincia, que esperan cubrir vacantes; la Ley Impositiva y el presupuesto, entre los temas centrales.

Con el resultado alcanzado hoy, el oficialismo se propone trabajar para mejorar en noviembre la performance en las cuatro secciones electorales en las que se eligen senadores, en las que según los resultados provisorios no obtuvo ninguna victoria.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like