lunes 25 de marzo de 2019 - Edición Nº917
Info Tep » Opinión » 8 nov 2017

ANÁLISIS

¿El Panperonismo está por llegar?

Las urnas hablaron, en agosto y en octubre ratificaron a Cambiemos, en gran parte del país en general y en Ituzaingó en particular.


Por:
Ángela Tobar.

Un importante referente del peronismoeronismo, que encuadra dentro de la “nueva generación”, analizó que “ya no se ganan elecciones haciendo caravanas”, y aseguró que la unificación del peronismo llegará de la mano de los jóvenes militantes, “esos que mamaron la década de los 90”, conceptos que todos aceptan, pero para avanzar es necesario que algunos líderes, conductores que ya pasaron por distintos cargos dentro del movimiento justicialista, den un paso al costado y acompañen a las nuevas caras que llegan con nuevas estrategias, más actualizadas, más oxigenadas.

La vieja manera de hacer política ya no está dando resultados positivos, el electorado ha evolucionado con la rapidez que evoluciona la tecnología. Nuevos paradigmas de hacer política, requiere de nuevas mentes, nuevas generaciones que se pongan al hombro la reestructuración de un peronismo, que en los últimos años cayó en internas destructivas, fuegos amigos que pusieron obstáculos y no les importó entregar la nación, la provincia y muchos municipios al neoliberalismo.

Las urnas hablaron, en agosto y en octubre ratificaron a Cambiemos, en el país en general y en Ituzaingó en particular. La sociedad en su mayoría eligió una propuesta que ofrece ajuste económico, y eso desorientó a una oposición que creía tener razón, que estaba segura que su slogan de “contra el ajuste” o “la ancha avenida del medio”, “cumplir con la palabra” darían resultados, una oposición que estaba unida con respecto a algunas medidas a tomar en defensa del sector obrero, pero al presentarse fragmentados, divididos y enfrentados favorecieron a una propuesta que invitaba en lo retórico la esperanza, a los globos de colores y a la concordia.

Sería una conclusión errada por parte del peronismo culpar al electorado, sería hacer una mirada superficial. Si se tomará el trabajo de excavar un poco, al menos un poco, de animarse a la autocrítica, de animarse a invitar a históricos referentes a abrir paso a las nuevas ideas, a impulsar a los nuevos cuadros que se formaron en la última década, y si esos nuevos cuadros hicieran fuerza para fluir, quizás y sólo quizás el 2019 pueda avizorar un regresó justicialista en lo Nacional y Provincial y mantener el Municipio.

Pero, mientras sigan reinando los de siempre, van a seguir chocando una calesita que gira en torno de personalismos y nombres propios. La capitalización de la fragmentación del peronismo se la lleva completa el espacio de Cambiemos, que en este 2017 logró consolidarse como partido. El 2015 demostró que dirigentes históricos, perdieron peso en las urnas y el 2017 lo ratificó, y es urgente entender que no se recorre el mismo camino y se llega a distinto destino.

El 2019 en tiempo de calendario está lejos, empero en tiempos políticos está muy cerca y la posibilidad de perder la intendencia a manos de Cambiemos no es un absurdo, es cada vez más posible. Los tiempos son cortos, las decisiones difíciles hay que soltar para que nuevas caras se hagan cargo de un peronismo diezmado y enfrentado.

¿Es posible que existan más diferencias que los separen a coincidencias que los una?. El vecino se expresó y no vale culparlo por la elección, una ventanilla para el oficialismo, y media docena para la oposición solo tenía un resultado y es el que muchos aún están analizando.


Otro aspecto a analizar y que arroja luz en lo local, es que desde la oposición se marcaba el principio del fin del ciclo descalzista, pero casi el 35 por ciento del vecino de Ituzaingó le mostró su apoyo, el piso es alto y el techo fue bajo, es poco el trayecto que hay que recorrer para revertir algunos números en el 2019. Pero sólo se logrará si se acepta el recambio en nombres propios y dejar fluir el trasvasamiento generacional.

Sello del Partido Justicialista

 

Cumplir de la mano de Florencio Randazzo dejó al sello del Partido Justicialista debajo de los votos obtenidos por la Izquierda. Muestra más que claro, que es necesario que el desde el PJ se replanteen objetivos para reencontrar su identidad como movimiento, luego de ser fragmentado y disminuido por la vieja política que antepuso sus intereses personales antes de los colectivos. El PJ, sin peronistas no arrastra votos.

NOTICIAS RELACIONADAS

El PJ bonaerense realizó un plenario con un discurso de unidad

PRIMERA SECCIÓN

El PJ bonaerense realizó un plenario con un discurso de unidad

Luego del triunfo de Cambiemos, y a menos de un mes de las elecciones internas del  Partido Justicialista, donde se elegirán a las nuevas autoridades y en tiempos de plena discusión acerca de quiénes  serán los principales jugadores que se pondrán al hombro el trabajo de reconstruir el partido, se reunieron los intendentes de la primera sección electoral,  con el fin de mostrar las primeras señales de reorganización, no faltó ningún sector peronista, kirchneristas y massistas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS