lunes 20 de mayo de 2019 - Edición Nº973
Info Tep » Municipios » 18 jun 2018

ITUZAINGÓ

El 53 por ciento de las Pymes aseguran que están peor que el año pasado

Una encuesta realizada desde el área de Producción e Industria de Ituzaingó, alertó con números concretos sobre la desesperante situación que atraviesa el sector empresarial en Ituzaingó. Pero se aclaró que los datos pertenecen al primer trimestre del 2018, no incluyó“la corrida bancaria del mes de mayo” y mucho menos la trepada del dólar que inició la semana pasada. Por lo tanto, los resultados que arrojaría la próxima encuesta que se presentará a mediados de julio, serían “aún más desalentadores”.


Por:
Ángela Tobar

El Director de Desarrollo Industrial de Ituzaingó, Pedro González recibió a Infotep en su oficina ubicada en Ratti 10, y desglosó punto por punto los resultados de la primera encuesta realizada este año, claro que la economía se encuentra atravesando un tiempo muy volátil y la inflación que no deja de crecer modifica diariamente la situación. Y según aclaró, el funcionario, “lamentablemente los número que tendremos dentro de un mes, y que abarcaría la situación de mayo y junio serían aún más preocupantes".

La encuesta nace de la iniciativa del espacio Produce Buenos Aires, en el que confluyen distintos municipios que a través de los secretarios de Producción hacen relevamientos comunes para analizar la situación del comercio e industria local y así, con los resultados en mano crean de manera colectiva iniciativas que lleguen a nación y provincia, para proteger las pequeñas y medianas empresas, en este contexto económico tan hostil.

“La encuesta que hicimos tiene consignas comunes a todos los municipios, y el 66 por ciento de las empresas encuestadas pertenece a las pequeñas, el 19, 1 a la mediana el 11,9 a microempresas el 2,1 a grandes empresas y el 0,4 a empresas muy grandes.

Ante la pregunta de cómo ve el empresario la situación en el último año de la empresa, el 53 por ciento respondió que empeoró. Mientras el 20 por ciento dice que notó una mejora, “que es mayormente del sector químico y farmacéutico que tuvo aumentos importantes y no paró su producción”, aclaró González. Y el 27 por ciento indicó que sigue igual al año pasado.

En este punto, el director del área de Industria, insistió en que esos números serán “más desalentadores” en la próxima encuesta, porque se tomará como factor la corrida bancaria del mes de mayo, el aumento del dólar, las tarifas, aumento de alquileres y la llegada del Fondo Monetario Internacional, “estos datos contemplan la situación hasta el mes de marzo y el golpe más fuerte con devaluación, suba tarifas se ve en mayo, por lo que este 53 por ciento que empeoró, creo que en la encuesta de fines de junio se va ha superar muy ampliamente”.

Sobre la prospectiva que tiene el empresario para el año que viene, se destacó que “tiene la esperanza que la cosa va a mejorar y está bien que sea así, porque gracias a eso se sostiene”, la encuesta, marcó que el 27 por ciento cree que el año que viene mejorará la situación y eso es “una expresión de deseo, es el optimismo lógico que tiene que tener el empresario que está haciendo las cosas a pulmón”, marcó González. Luego, el 48 por ciento, cree que la situación seguirá igual, y el 25 por ciento, respondió que mejorara un poco”.

Ante la consulta, sobre cómo ve el empresario la situación económica nacional para el año próximo, los números son más realistas y se contraponen con “el deseo” individual de encontrar una mejora. El 70 por ciento de los empresarios analizó que el año que viene la situación del país va a empeorar, mientras que el 20 por ciento opinó que cree que la situación seguirá igual, y sólo el 10 por ciento cree que mejorará. “Hay una diferencia de lo que se opina como política nacional y lo que te va a pasar a vos como empresa, porque hay un componente esperanzador de las empresa que como una medida de autoprotección se apuesta a que se va a sobrevivir y la esperanza se basa en eso. Hay más esperanza sobre la propia empresa que a nivel de país”, argumentó González. Con respecto a las ventas en comparación con el 2017, el 45 por ciento de las empresas dicen que empeoraron, el 35 por ciento sigue igual y el 20 notan una mejoría.

En otro punto de la encuesta se reveló que el 20 por ciento de las empresas despidió gente. Contra el 73 por ciento que sigue manteniendo su personal, y sólo el 7 por ciento incremento un poco”, por lo que se aclaró que el incremento tiene que ver con la obra pública, pero con la llegada del FMI, se anunció una merma en esa área. Y sobre el 73 por ciento que no despidió, se analizó que “es por la razón que son pymes pequeñas de hasta 14 empleados y son casi familia, gente que trabaja hace mucho tiempo, no son números fríos, se piensa mucho para echar a un trabajador”. También se destacó que el 100 por ciento de las empresas considera que los costos han aumentado mientras que la rentabilidad cayó en el 90 por ciento de las empresas. Y se, sostuvo que la próxima encuesta tendrá resultados aún más preocupantes, ya que “el primer trimestre no fue tan terrible como el segundo, los números van a cambiar mucho”.

Ante, la pregunta de si el empresario considera que es un buen momento para hacer inversiones, el 75 por ciento consideró que no. Y esto, se contrapone “con la realidad que teníamos hace unos años atrás cuando el empresario compraba maquinaria nueva, invertía, ampliaba su empresa, contrataba personal y ahora cambió el panorama, la situación es preocupante”, subrayó González.

Otro de los datos más alarmantes, se dio en el punto en el que se consultó sobre el uso de la capacidad instalada de la empresa, es decir su maquinaría para producir, y ninguna de las empresas encuestadas usa el 100 por ciento de su maquinaria, y la mitad de los encuestados respondió que están usando menos del 40 por ciento de su capacidad, y más del 80 por ciento de los entrevistados admitió que está trabajando con el 20 por ciento de su capacidad instalada. “Los datos surgen de la realidad, toda la inversión que hicieron años atrás con la compra de nuevas máquinas, la tienen detenida. Hay fábricas como las textiles, de calzado que tienen las maquinas tapadas y sólo una parte de ellas trabajando”. “La situación es preocupante y va a empeorar por las noticias que vamos recibiendo como el veto a la suba de las tarifas, la llegada FMI, además se bajaron los controles que hacían a la industria argentina. Creemos que vienen tiempo aún más duros”, vaticinó el director de Industria y aclaró que pese al panorama tan sombrío, “las pymes van a seguir aguantando porque son aguantadoras, pero no sabemos a qué costo”.

Persianas bajas

Puntualmente sobre el comercio local, sintetizó que “atraviesa la misma situación que en el resto del país, da pena ver como abren y cierran negocios, porque no pueden mantenerse ante la inflación, devaluación y recesión”.

“En el centro hay una renovación constante, cierra uno y entra otro y no se nota tanto, pero en los barrios se ve uno al lado del otro locales vacíos y esa es la bomba que se formó entre alquileres baja de consumo, tarifas y eso es insostenible, vos aumentas tus costos exponencialmente y las ventas caen exponencialmente entonces no queda otra que cerrar”, sintetizó. “En Ituzaingó hay más de 4 mil comercios, pero en este momento nadie te puede contestar a ciencia cierta cuántos hay porque es un abrir y cerrar constante”.

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS