martes 12 de noviembre de 2019 - Edición Nº1149
Info Tep » Opinión » 8 jul 2019

PREVENCIÓN

Toda muerte en situación de calle es política

Durante la última ola polar se registraron más de cinco personas fallecidas en situación de calle. Producto del frio, la exclusión,  pobreza y ausencia del Estado. Muertes que son producto de falta de políticas públicas, falta de medidas económicas que acompañen el crecimiento de la población más desfavorecida. Cada una de estas muertes es una cuestión puramente política.


Por:
Ángela Tobar

En la zona oeste, la solidaridad se hizo presente de manera urgente, las organizaciones sociales, los vecinos salieron a la cancha para proteger a los que atraviesan una situación de extrema vulnerabilidad.

En Ituzaingó, el CAI abrió sus puertas durante el fin de semana y contuvo a una docena de personas que escapaban de las bajas temperaturas, ofrecieron sus instalaciones para que se pudieran bañar, comer, dormir.

Lo mismo sucedió en Morón, un grupo de organizaciones aceitadas en el trabajo cotidiano de asistir a aquellas personas que fueron expulsadas del sistema.

La solidaridad y experiencia de estas organizaciones se unieron junto al Deportivo Morón para asistir a decenas de personas y recaudar alimentos, ropa, abrigo para los próximos días. Porque la tarea continúa, mientras continúen las políticas que hambrean al pueblo.

La universidad de La Matanza también estuvo presente, la Casa de Altos Estudios mantuvo sus puertas abiertas para dar y recibir. Asistió a más de 500 personas  y recibieron 3 mil paquetes con ropa de abrigo, frazadas para que fueran entregadas a los más necesitados durante la noche más fría del año.

Además, se organizó una recorrida por los barrios para entregar donaciones a las personas en situación de calle. Las donaciones sobrantes ya comenzaron a ser distribuidas en entidades de bien público de la región.

 

Ante esta ola de solidaridad, algunos referentes del gobierno de Cambiemos salieron a cuestionar estas acciones, a denunciarlas como “una opereta” en año electoral y reforzaron las críticas al cuestionar el “uso político de los pobres para la campaña”.

Lo que debieran entender, es que cada persona en situación de calle es un hecho político, comandado por las decisiones que toman los gobiernos y las medidas que favorecen a un sector y perjudican a otro.

No se puede cuestionar los números que arrojan los estudios realizados por distintas organizaciones sociales, que alertan sobre un crecimiento terrorífico de personas, familias enteras, que deben sobrevivir en las calles. Y tampoco se puede ignorar que esta es una situación que debe modificar la política, y mientras esa decisión llegue, las organizaciones sociales vencen al tiempo y toman la posta para proteger a los que menos tienen.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS