miércoles 16 de octubre de 2019 - Edición Nº1122
Info Tep » Opinión » 14 jul 2019

ELECCIONES 2019

A pesar de la ley de paridad, el patriarcado no abre el juego a las mujeres en el armado de listas

La política históricamente fue “cosas de hombres”, las mujeres que lograron transformar realidades. Las que fueron protagonistas en los sucesos que marcaron el crecimiento de nuestro país fueron invisibilidades por la historia. Pero, el género femenino siempre ofreció resistencia y luchó por marcar su propia agenda.


Por:
Ángela Tobar

En la historia reciente, con el debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo el colectivo feminista impuso su agenda en los medios, la sociedad y en la política. Este hecho histórico junto a la ley de paridad en las listas- que debuta en este año electoral- hace que se escuche el quiebre de un paradigma regido por el machismo, para pasar a otro en el que la paridad y equidad sean las protagonistas.

El poder cobra sentido a la luz de la relación que guarda con el sujeto. Las relaciones de poder no sólo se presentan en el ámbito del derecho o de la política, sino en la totalidad de las relaciones humanas y en un contexto cultural en el que la mujer se encontraba relegada de cualquier espacio de toma de decisión, es de entender el por qué el  bajo número de ellas en la representación de listas electorales.

Actualmente es políticamente correcto, hablar en los discursos de las “compañeras”  y el “nuevo” protagonismo que tienen en la militancia y la conquista de lugares de poder. Pero, en la práctica  continúan poniendo un límite y subestimando la capacidad política de miles de militantes femeninas.

Existen hombres que hacen política y aceptan la inserción de las mujeres porque una ley los obliga y en otros casos, porque alimenta su hambre de poder al sentir que “ellos” son los que “permiten” que las mujeres hagan política.

Pero, dónde hay poder hay resistencia e históricamente las mujeres han luchado por “marcar” la cancha. Cuesta y seguirá costando conquistar espacios, este año con la ley de equidad que “obliga” una conformación de listas con una composición del 50 por ciento hombres y el 50 por ciento mujeres, se hace una diferencia, días antes del cierre de listas se lanzó la premisa bajo el Hashtags #FeministasEnLasListas para exigir que se incorporen en las nóminas partidarias a las dirigentes políticas comprometidas con la lucha por la igualdad de género.

Pero, el patriarcado sigue encontrando la manera de no ceder y en este año electotal, la mayoria de las fuerzas políticas decidieron que los hombres sean los que ocupen los lugares más relevantes y con mayor expectativas de ganar.

A nivel nacional de las nueve fórmulas presentadas (presidente y vicepresidente) solo una es encabezada por una mujer, (Nuevo Más Manuela Castañeira). Otras tres son secundadas por un nombre femenino, FIT, Frente de Todos y Nos. Las otras cinco están integradas el cien por cien con nombres masculinos.

A nivel provincial (gobernador y vicegobernador), se presentaron ocho listas, y sólo una es encabezada por una mujer que justamente no es la mejor representación de la sororidad; María Eugenia Vidal, de Juntos por el Cambio. Los otros siete binomios son masculinos.

Actualmente, solo una de cada diez intendencias de todo el país está ocupada por una mujer.

Y en la provincia de Buenos Aires, la más grande del país, tiene solo cuatro intendentas entre los 135 municipios: son Verónica Magario La Matanza (Frente para la Victoria); Erica Silvana Revilla que gobierna General Arenales (Cambiemos) y Fernanda Antonijevic de Baradero (Cambiemos), y Sandra Mayol de San Miguel del Monte (Frente Renovador).

Listas 2019 para la intendencia en algunos distritos de Zona Oeste  

Las intendencias son un cargo que hace poco empezaron a estrenar las mujeres, sólo cuatro municipios de los 135 de la provincia de Buenos Aires gobierna una mujer. Actualmente, según las listas presentadas hay pocas expectativas de que ese número se modifique de manera inclusiva.

Ituzaingó de ocho listas presentadas, sólo dos son encabezadas por mujeres.

La Matanza de 10 listas tres son  encabezadas por mujeres.

Morón de 8 listas se muestran dos encabezadas por mujeres.

Merlo Se presentaron 13 listas para competir en Las PASO y sólo una es encabezada por una mujer.

Hurlingham las siete listas presentadas para competir por la intendencia son encabezadas por hombres.

Moreno 18 listas presentadas y cuatro son encabezadas por mujeres.

Avances históricos

En 1912, la Ley Sáenz Peña, estableció el voto “universal”, secreto y obligatorio, pero era exclusivo para los hombres y dejó afuera a la mitad de la población, por el hecho de pertenecer al género femenino.

En 1947, la Ley 13.010 se apuntó a una igualdad cívica, en el que las mujeres adquieren el derecho a votar y a ser elegidas, pero en la práctica el género femenino no integraba las nóminas de los partidos políticos. Un avance cívico que no se hizo efectivo en la vida electoral de la época.

En 1991, la Ley 24.012 denominada de cupo femenino. Argentina fue el primer país en aprobar este tipo de normativas miradas como una discriminación positiva favor de las mujeres. Se estableció la obligatoriedad a los partidos políticos de incorporar un mínimo de 30 por ciento de mujeres en sus listas electorales. De todas maneras, en la práctica, las candidatas electas femeninas terminaban presentando la renuncia de su cargo para que asuma el siguiente de la lista, que pertenecía al género masculino. Por lo que la ley no logró restituir eficientemente el derecho de las mujeres a acceder a cargos públicos y ser protagonistas activas en la vida política.

En 2016, es ley el proyecto que establece la equidad de género en el armado de listas para acceder a cargos públicos en la provincia de Buenos Aires. Una modificatoria de la ley electoral que sin dudas modifica el armado de las nóminas. La normativa marca que los partidos políticos deben presentar la lista a competir, con una representación del 50 por ciento de mujeres alternadas una y uno con los hombres, lo que garantizará la equidad de género en la Legislatura bonaerense, los concejos deliberantes y los consejos escolares. Lo destacable que le da compromiso a la ley es que en caso de renuncia, el cargo deberá ser asumido por un representante de la lista del mismo sexo. Otro de los avances en materia de inclusión es que se tomará el género determinado por el DNI y no el biológico.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS