miércoles 16 de octubre de 2019 - Edición Nº1122
Info Tep » Municipios » 9 oct 2019

EN EL "AUPI"

Se realizará una nueva colecta de sangre y registro de donación de Médula Ósea en Ituzaingó

Mañana jueves 10 de octubre se realizará en el Municipio de Ituzaingó una nueva jornada de donación de sangre con registro de médula ósea. Un acto de altruismo que salva vidas.


Por:
Ángela Tobar

La necesidad urgente de profundizar las campañas de concientización para la donación de sangre y de registro Médula Ósea es una bandera que levantó cada familia de niños que están hace años esperando a la persona que mediante la donación de sangre y el registro de médula ósea, le salve la vida.

La nueva jornada solidaria se llevará a cabo en las instalaciones de la escuela AUPI ubicada en Olazabal 870, Ituzaingó norte. En el horario de 9 a 14 horas.
Esta campaña es parte de un proyecto áulico de profesores y alumnos de la institución.

 

Para donar

• Gozás de buena salud.
• Tenés entre 18 y 65 años (a partir de los 16 años podés donar con autorización de un padre o tutor).
• Pesás 50 kg. o más.
• Pasaron 4 meses de tu última donación (hombres) o 6 meses de tu última donación (mujeres).
• Si tomás algún medicamento, necesitamos saber cuál y por qué razón te lo recetaron. En el caso de antibióticos es necesario dejar pasar 7 días de la finalización del tratamiento.
• Si viajaste fuera del país en el último año, necesitamos saber a dónde para evitar riesgos de contagio (dengue, zika, malaria). Hacé click acá para conocer si podés donar según la región a la que viajaste. (Adjuntar listado de países).
• Pasaron 12 meses de tu último tatuaje, piercing, sesión de acupuntura o transfusión.
• No estás embarazada o ya pasaron 12 meses del último parto.
• Para intervenciones quirúrgicas y estudios exploratorios: Si te sometiste a una cirugías, laparoscopias o artroscopías, es necesario esperar el alta de tu médico y tener los resultados de todos los controles incluyendo biopsias.
*Dejar pasar 6 meses en caso de endoscopias digestivas altas, fibrocolonoscopias o laringoscopias.
• No consumís drogas inyectables o no consumiste cocaína en el último año.
• No tenés enfermedades cardíacas o cáncer.
• No padeciste enfermedades de transmisión por sangre o sexo o estuviste en riesgo de adquirirlas (hepatitis B, hepatitis C, HIV, sífilis, HTLV, gonorrea, etc.).
• No tuviste prácticas sexuales de riesgo incrementado.
•En el caso de tratamientos odontológicos, deberá haber transcurrido 7 días después de una extracción dental simple, arreglo de caries, tratamiento de conducto o cualquier procedimiento que haya requerido anestesia local. 7 días por una intervención compleja o por abceso, desde la finalización del tratamiento antibiótico, y 6 meses por implantes dentales.
•En el caso de la aplicación de vacunas:
*Dejar pasar 2 semanas luego de la aplicación de vacunas contra: Sarampión, Parotiditis, Fiebre Hemorrágica Argentina, Fiebre amarilla, Poliomelitis Sabín, Fiebre tifoidea oral. Influenza (Gripe intranasal) Varicela Dejar pasar 1 mes luego de la aplicación de vacunas contra: BCG, Rubéola, MMR (sarampión, rubéola, paperas) MMRV (sarampión, rubéola, paperas, varicela)
*Dejar pasar 2 meses luego de la aplicación de vacunas contra: Viruela
*Dejar pasar 12 meses luego de la aplicación de Vacunas en fase experimental, Rabia (si tiene antecedentes de mordedura), Inmunizaciones pasivas en general (gamma globulina anti-D, Globulina hiperinmune para Hepatitis B, gammaglobulina anti-tetánica, gammaglobulinas inespecíficas).

 

Qué es la donación de Médula Ósea


En términos generales, puede ser donante de médula ósea toda persona sana desde los 18 años y hasta los 60 años, siempre que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor y que tampoco padezca ninguna enfermedad que pueda poner en peligro su vida por el hecho de la donación. A grandes rasgos, el donante no debe poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas, autoinmunes, infecto-contagiosas o neoplásicas.


¿Por qué se necesitan donantes no emparentados? 

Dentro del grupo familiar, los hermanos son los mejores donantes para un paciente que necesita un trasplante de células progenitoras de la sangre (popularmente conocido como “trasplante de médula ósea”), debido a las características hereditarias del sistema mayor de histocompatibilidad humano (HLA). Sin embargo, sólo entre un 25% y un 30% de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible, con lo que el resto queda sin acceso a esta práctica terapéutica.

¿Cuál es la importancia de tener un registro con un gran número de donantes?  

Las poblaciones poseen importantes variaciones genéticas, dentro de las cuales se encuentra el sistema mayor de histocompatibilidad (HLA) de gran importancia para el trasplante de células progenitoras hematopoyéticas. Esta característica hace difícil encontrar un donante no familiar donante compatible para un paciente determinado, por lo cual se requiere de registros que agrupen a miles de donantes para que la búsqueda tenga éxito.


¿Cómo se trasplanta la médula ósea?


Antes de trasplantar médula ósea, hay que comprobar que el donante y el receptor son compatibles. Esto significa que las células de estas dos personas son tan compatibles que pueden convivir indefinidamente en el receptor. En el proceso de trasplante, normalmente (70% de los casos) se dona mediante una citoaféresis o donación de sangre periférica. Una vez hecha la donación, el producto obtenido se administra al paciente como si fuera una transfusión. Las células madre anidarán en la médula ósea de los huesos del receptor para producir células de la sangre sanas. A veces (30% de los casos) también puede extraerse la médula del hueso de un donante mediante punción de las crestas ilíacas (hueso de la cadera). La forma de extracción de las células se valorará según las necesidades del paciente y la opinión del donante. (ver vídeo explicativo).

¿Qué es la citoaféresis?


Es una de las dos maneras por las cuales se puede extraer células madre hematopoyéticas (coloquialmente llamadas “médula ósea”) del donante para, a posteriori, infundirlas al paciente. La aféresis es un tipo de donación en la cual sólo se extrae de forma selectiva las células madre circulantes en la sangre, devolviendo el resto de la sangre al donante. La separación de las células madre se realiza mediante la centrifugación de la sangre en una máquina a la que el donante está conectado con un equipo completamente estéril y de un solo uso. Las células madre se encuentran en el interior de los huesos, pero si se administra al donante un medicamento llamado "factor de crecimiento hematopoyético", pueden movilizarse las células hacia la sangre circulante y extraerse. Este "factor de crecimiento hematopoyético" se administra durante 4-5 días y, a continuación, se pueden extraer las células de la sangre mediante una citoaféresis. De manera ambulatoria, se hace circular la sangre obtenida de una vena de un brazo a través de unas máquinas denominadas "separadores celulares", que recogen las células madre. El resto de la sangre es devuelta al donante por una vena del otro brazo. (ver vídeo explicativo)

¿Qué efectos secundarios puede tener para mí donar médula ósea?


El único efecto secundario de la donación de médula ósea mediante punción es el posible dolorimiento de la zona de punción; dolorimiento que normalmente desaparece en menos de 48h y se controla con analgésicos comunes. Como la punción se efectúa en quirófano y bajo anestesia general, tiene el mismo riesgo que cualquier operación que implique una anestesia general de corta duración.Cuando la donación se hace mediante aféresis, el tiempo durante el que se administran los "factores de crecimiento hematopoyético", se pueden experimentar síntomas similares a una gripe, como el dolorimiento de huesos y músculos.

 

Apuntarme en Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO), ¿implica que seré donante seguro?


No, ni mucho menos. Cuando te apuntas como donante en REDMO, se te extrae una muestra de sangre que servirá para comprobar la compatibilidad HLA de tu sangre con la de los pacientes que están en búsqueda de donante. Una vez incluido en REDMO, y con ello en el registro internacional, las probabilidades de compatibilidad y donación efectiva son muy bajas (aproximadamente 1 entre 4.000). Si se detecta que eres el mejor donante para un receptor, tu centro de referencia se pondrá en contacto contigo.

¿Por qué es tan difícil que dos personas sean compatibles?


El sistema inmune de nuestro organismo es un sistema de reconocimiento y ataque que cumple con la función de diferenciar lo propio de lo ajeno y asegurar la defensa del cuerpo frente a agentes extraños, microorganismos infecciosos, células neoplásicas, o células normales trasplantadas desde otra persona. Parte fundamental de este sistema inmune es la información genética que contienen todas las células de nuestro cuerpo que denominamos sistema HLA (antígenos leucocitarios humanos). El sistema HLA es el principal responsable del rechazo de los injertos cuando no existe suficiente compatibilidad entre un paciente y un donante. Si el HLA es igual entre ambos individuos, el paciente no considerará las células del donante como ajenas y no las rechazará. Pero si el trasplante es de células madre, las células trasplantadas forman parte del sistema inmune del donante, por lo que son capaces de rechazar al organismo receptor. Por tanto, se necesita un elevado grado de compatibilidad HLA donante-receptor para que las células del donante sano repueblen el organismo del paciente sin ser rechazadas y sin producir rechazo para que puedan hacer desaparecer las células enfermas del paciente. Los genes del sistema HLA se transmiten casi siempre en bloque. Cada bloque se denomina haplotipo. El padre aporta un haplotipo y la madre otro, dando origen al genotipo HLA, perfil genético propio del nuevo ser. Es por ello que la mayor probabilidad de encontrar un donante compatible es a través de los hermanos, ya que es muy posible que hayan heredado el mismo material genético de sus padres. Esta situación se produce en uno de cada cuatro pacientes, el resto requerirán encontrar un donante no emparentado.

 

En caso de hacer efectiva la donación, ¿cuánto tiempo tiene que pasar para poder hacer vida normal?


Si la donación es de médula ósea se recomienda unos días (2-3) de reposo relativo, pero desarrollando todo tipo de actividades. En lo referente a actividades físicas se recomienda que al principio estas sean moderadas evitando actividades de alto rendimiento. Esta precaución se adopta para dar tiempo a la médula ósea a que se regenere y corrija el mínimo grado de anemia que pueda quedar tras la donación, Si la donación es de sangre periférica puede reincorporarse a su vida normal de forma prácticamente inmediata.


¿Debo estar en ayunas para inscribirme como donante de médula ósea?
No, no hace falta.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS